Una vez más en el Mundial de Programación

El pasado 10 de noviembre se llevaron a cabo las competencias regionales para clasificar al mundial de programación Porto 2019. El equipo que representó a nuestra Facultad, por tercera vez consecutiva, logró ubicarse en la instancia final. Si bien no pudo repetir la brillante actuación del Torneo Argentino de Programación (TAP) del pasado 29 de septiembre, donde había clasificado en primer lugar resolviendo absolutamente todos los desafíos planteados, demostró el extraordinario nivel de nuestra Institución. También este año, y quizás sea una posible explicación al notable desempeño, se llevó a cabo el primer curso de programación de competencia brindado por ex y actuales participantes del Torneo.

Luego del TAP, a fines de septiembre, entrevistamos brevemente a los miembros del equipo. Recordemos que la asociación que desarrolla la competencia (ACM/ICPC) solo permite dos participaciones por persona. No así en el caso de los entrenadores de equipo. El equipo de FAMAF aprovechó al máximo esta movilidad para obtener continuidad a pesar de los cambios y de ese modo hacer uso de la experiencia de los distintos competidores. Este año, por ejemplo, Martín Rodríguez, que el año pasado había sido entrenador del equipo y durante el año 2016 miembro, ha vuelto a ser de la partida. En cambio Matías Hunicken y Luis Ferroni, que ya intervinieron en dos oportunidades, se retiraron. Sin embargo, Ferroni es hoy el entrenador junto a Matías Tealdi. Ante tantas idas y vueltas, decidieron también cambiar el nombre que los identifica: ya no más Gracias Demetrio, ahora son Fucktorial.

¿Cómo le explicarías a un estudiante de Computación la importancia que tiene el TAP?

Esta clase de desafíos implican, además programar en cada ejercicio, aprender diferentes algoritmos de los cuales muchos no se ven en la carrera y consideramos que son muy interesantes. Otra cuestión favorable es la forma en que se debe afrontar cada problema, la cual requiere de creatividad, proponiendo y probando distintas ideas. Este tipo de competencias también favorece al trabajo en equipo y la comunicación entre los integrantes. Además, de todas estas cuestiones referentes al ámbito de la Computación, nos parece una linda forma de conocer otras personas y sumar otra experiencia a la vida como estudiante.  

¿Qué implica haber alcanzado el primer puesto en el TAP?

Haber alcanzado el primer puesto en el TAP lo sentimos como una gran satisfacción en el equipo y una especie de premio al esfuerzo en los entrenamientos durante los meses previos al evento. Otra alegría, además del puesto logrado, es haberle ganado un fernet Branca en una apuesta sobre quién salía campeón a un equipo de Rosario (risas).

¿Es la mejor performance en la historia del TAP?

No estamos muy seguros si es la mejor. Ganar por un problema es mucho, y el primer TAP también lo ganó FAMAF de esta forma, por lo tanto, si no es la mejor debe ser una de las mejores. También queremos destacar que los otros equipos de FAMAF lograron muy buenos puestos y lo consideramos parte importante de la gran performance de nuestra Facultad.

¿Qué rol desempeña cada uno de los miembros del equipo? Entiendo que cada uno tiene su especialidad.

A diferencia del equipo anterior, que tenía un matemático, nuestro equipo está compuesto por tres estudiantes de la Licenciatura en Ciencias de la Computación, por lo tanto no existe una especialización clara, pero sí, quizás, diferentes temas con los que cada uno se siente más cómodo.

Teniendo una base estable que es del equipo anterior, Gracias Demetrio, ¿porqué le cambiaron el nombre? ¿porqué el nombre actual?

Dado que del equipo original solo está Martín, sentimos que era hora de cambiar de nombre para que tuviera “nuestra marca”. El nombre fue sugerencia del profesor Demetrio (Vilela) y nos pareció muy buena idea, por lo tanto, ¡Gracias Demetrio de nuevo!

Por: Lic. Mariano Barsotti (entrevista y fotos)